Las soluciones a los problemas de visión de hoy en día buscan no ser una mera solución, sino ser la más cómoda, práctica y estética. Si tienes presibicia, junto a otra ametropia o no, y buscas comprar gafas en Móstoles seguro que has echado un ojo a los cristales progresivos. En el post de hoy queremos hablarte de ellos y cuáles son las ventajas de decantarse por unos de este tipo para tus gafas.

Las gafas progresivas están pensadas para quien tiene presbicia, lo que se conoce como vista cansada. Se trata de un defecto refractivo que se deriva de la pérdida de elasticidad del cristalino, por eso suele aparecer a partir de los 40 años.

Esto hace que el ojo tenga problemas para enfocar a diferentes distancias. Poder leer o ver objetos pequeños que están muy cerca se vuelve tarea casi imposible porque pierden mucha nitidez.

Visión perfecta a varias distancias

Las gafas para presbicia permiten arreglar ese problema y ofrecen una visión correcta en distancias cortas. El problema es que no sirven para ver de lejos, por lo que quienes tienen vista cansada están continuamente cambiando de gafas.

La forma de evitarlo, y que puedan llevar las mismas gafas de forma continuada, es optar por unos cristales progresivos. Son compatibles también con otras ametropias que pueda tener la persona, como miopía, astigmatismo o hipermetropia.

De este modo, cuando usas cristales progresivos puedes llevarlos siempre puestos, o quitar las gafas si en algún momento no las necesitas. Así, no es necesario llevar dos pares de gafas siempre contigo, ni andar quitando unas y poniendo otras en función de lo que vayas a ver. Resulta mucho más cómodo, práctico y económico optar por unas únicas gafas, con cristales progresivos.

Además, al usar las mismas gafas la adaptación de la vista es mucho más fácil. No notas la diferencia de pasar de un tipo de cristal a otro. De esta manera puedes cambiar de actividad sin que repercuta en tu visión, la adaptación es más natural.

Y por último, pero no menos importante, en Audivisión contamos con numerosas monturas que se adaptan a las lentes progresivas, para que elijas las que más te gustan y mejor te quedan.